Dermatitis atópica Niños

La dermatitis atópica en los niños

El problema del que hablaremos es la dermatitis atópica en los niños. La salud infantil es algo muy importante, en los primeros años de vida los niños suelen ser muy vulnerables a múltiples enfermedades y es por ello que siempre debemos estar atentos a cualquier trastorno que pueda poner en peligro la salud del infante.

La dermatitis es un trastorno frecuente en los más chicos, esta siempre se hace presente en los bebés y es posible que se siga presentando hasta los dos años. A pesar de que el trastorno sea frecuente en los más pequeños esto no es motivo suficiente para pasar por alto la enfermedad, la dermatitis atópica si no se trata a tiempo puede representar un gran riesgo y es capaz de expandirse a través de todo el cuerpo.

¿Cómo se manifiesta la alergia?

En principio la alergia puede asemejarse a una simple contusión, pero cada vez va cobrando más fuerza y el color rojizo se vuelve más intenso. La piel comienza a descamarse y comienza a presentar una resequedad notable que conlleva a la irritación y la picazón. Acompañado de la erupción se puede presentar inflamación u acumulación de líquido en las zonas afectadas, la dermis puede mostrar un grosor anormal y se puede endurecer en las partes donde la dermatitis se hace presente.

Las regiones más comunes donde se exterioriza la enfermedad      es en el cuello, los codos, las rodillas, los glúteos y las piernas. Es más común que los niños blancos presenten la erupción en los pliegues de los codos, muñecas y tobillos. Por su parte, los niños negros, o morenos, casi siempre muestran los eccemas a nivel de las rodillas.

Fases de la dermatitis

Lógicamente, la dermatitis atópica en los niños no se manifiesta de manera inmediata sino que es un proceso paulatino que puede ir aumentando gradualmente.

  • En la primera etapa se presenta una alergia que se caracteriza por la manifestación de una piel sumamente reseca, también la dermis es irritable y se descama. La piel se puede enrojecer e hinchar con cualquier mínimo estimulo; en esta fase hay que tener mucha precaución, debemos evitar que el niño entre en contacto con cualquier elemento que pueda irritar su epidermis, para ello es necesario que se tomen precauciones con los jabones que utilizas, es importante que se compre un jabón especial para pieles atópicas. Es preciso que no se cubra la zona afectada por los eccemas, de esta manera se mantendrá a la región seca y libre de microbios y bacterias.
  • En esta primera fase hay que evitar a toda costa que el niño se rasque donde está la dermatitis, esto puede provocar que las pústulas se rompan, lo cual provoca infección y, además, puede ocasionar cicatrices indeseables.
  • La segunda etapa de la alergia se conoce como la fase aguda, donde los síntomas se hacen más evidentes y los eccemas se pueden presentar en varias partes del cuerpo. El picor aumenta en demasía y se torna agudo, a tal punto que el niño no se puede dejar de rascar. La inflamación de la piel se hace notable y puede venir acompañada de dolor, cuando el niño procede a rascarse es muy fácil que la piel se rompa y sangre.

¿Qué es lo que ocasiona la dermatitis en el niño?

Los factores que ocasionan la dermatitis atópica en los niños no tienen un origen claro, pero los médicos han llegado a unas conclusiones que podrían esclarecer un poco el por qué de esta alergia.

Fiebre del heno y asma

Los médicos determinaron que la aparición de esta alergia podría estar ligada con el asma y la fiebre del heno. Es más probable que una persona padezca esta alergia cuando sufre o sufrió de una de estas dos enfermedades debido a que los vuelven más vulnerables a los problemas relacionados con la dermatitis.

Genética

Si varios miembros de la familia sufren de esta enfermedad es muy probable que el niño la herede. Se ha determinado que la dermatitis atópica  puede transmitirse a través del código genético.

Ambiente

Si el niño vive en un entorno donde la contaminación es intensa, o si el clima es demasiado frío, esto lo vuelve propenso a que pueda sufrir dermatitis atópica. Se observo que los niños que habitan en climas fríos, en su mayoría padecen de esta enfermedad (al menos una vez en la vida).

Género

Se ha determinado que las mujeres, en este caso las niñas, son más propensas a sufrir de dermatitis; no se conoce el por qué de este fenómeno; pero un estudio reveló que la enfermedad la padece, en su mayoría, el sexo femenino.

Edad en que la madre da a luz

Los infantes que provienen de madres que son mayores corren un riesgo superior de padecer esta alergia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *