frio y dermatitis atopica
Dermatitis atópica

Biorresonancia – Medicina alternativa contra el Eczema

Varios tratamientos alternativos se han llevado acabo para intentar dar una solución definitiva a la dermatitis atópica, sin embargo ninguno es definitivo o concluyente, debido a las limitaciones técnicas o la improvisación de las mismas, por eso, es mejor investigar y empaparse de toda la información que abunda en la red la cual es gratis y puede ayudarnos a tomar decisiones más acertadas para el tratamiento de esta enfermedad.

Uno de esos tratamiento es la biorresonancia caracterizado por ser un tratamiento alternativo originado en los años setenta que a simple vista resulta prometedor y cuenta tanto con detractores como con promotores, los cuales apoyan el hecho de que este tipo de tratamiento puede curar enfermedades como el asma, artrosis, fibromialgia e incluso cáncer.

Biorresonancia

Según los partidarios de este tratamiento, cada enfermedad está asociada a un supuesto desequilibrio biofísico-energético, y el tratamiento consistiría en restablecer este equilibrio, en consecuencia, la dermatitis atópica es posible que tenga un origen bioenergetico que ha sido alterado o simplemente esta demacrado.

Las investigaciones realizadas sobre esta temática no son concluyentes, sin embargo en lo referente al eczema o eccema, se hicieron pruebas donde hubo mejorías notables así como simples efectos placebo.

Biorresonancia aplicada en niños, resultados no concluyentes

Para poder comprar la efectividad de este método alternativo un grupo de investigadores suizos realizó un sondeo sobre dos grupos convencionales de niños hospitalizados por eczema con episodios de manifestación prologados. Tuvo una duración de un año y medio, donde 32 niños con dermatitis atópica con un rango de edad 1 a 16 años estuvieron hospitalizados durante 4-6 semanas en el Hospital de Niños de Alpine Davos , Suiza. La asignación de los grupos se realizó al azar, en función del sexo, la edad y la gravedad de la enfermedad, el primer grupo recibió una terapia convencional de biorresonancia y el segundo grupo recibió una terapia de Biorresonancia ficticia (placebo). Los resultados a corto y largo plazo en el lapso de 1 año fueron evaluados por puntuaciones de los síntomas de la piel, se tomaron en cuenta las puntuaciones del sueño y la picazón, los indicadores de sintomatología de alergias originadas en la sangre y un cuestionario de control.

La hospitalización y la terapia de biorresonancia dieron como resultado la mejora inmediata y sostenida de la sintomatología de la enfermedad, tanto en los grupos tratados con terapia de Biorresonancia como los tratados con placebos.

Tras el análisis de los datos recolectados, se llegó a la conclusión de que la terapia no tuvo ningún efecto mensurable aditivo o significativo en las variables de resultados determinados en este estudio.

La teoría de que la terapia influía o incluso curaba la dermatitis atópica no se confirmó utilizando por primera vez el diseño de estudio de grupos de control.

Testimoniales de pacientes

Indagando por la red se puede encontrar innumerables testimonios sobre la efectividad del tratamiento en diversas casos, casos clínicos donde además de identificarse las oscilaciones energéticas implícitas que influyen en los malestares del paciente, también se indagan los conflictos emocionales relacionados, referidos por el paciente como el más importante de su vida. Estos datos no escapan a malas interpretaciones o juicios del propio paciente o del médico encargado del tratamiento por lo que su valor en el diagnóstico es de dudosa importancia.

Estos datos sugieren un factor psicosomático implícito cuyo desarrollo dentro de la medicina alternativa es conocido como el enfoque Hamer, el cual busca solucionar el conflicto personal subyacente que podría tener relación con los malestares, se usa este dato solo cuando es conocido como referencia confirmatoria de algún malestar y no es parte de la terapia el tratamiento en si del conflicto.

Conclusiones

No es posible concluir en si el tratamiento puede o no ser efectivo, puesto que muchos factores se encuentran inmersos. A primera vista aparenta ser un tratamiento con efecto placebo, sin embargo los testimoniales aportan una cierta duda razonable que orilla a decantarse por una relativa efectividad.

Es recomendable utilizar este tratamiento alternativo con prudencia, sopesando los pro y los contras que pueden aportar, puesto que no es barato en muchos lugares; sin embargo, el tiempo determinara si el mismo da el siguiente paso posicionandose como ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *